Licantropía y vampirismo vs. cáncer

El siguiente es un artículo científico extraído de la revista de investigaciones especializada New Scientist. Para contribuir a la síntesis y claridad del mismo, se han agregado algunos vínculos que desarrollan con mayor rigor la terminología técnica.

———————————–

La enfermedad del hombre lobo contiene la pista para el tratamiento del cáncer *

Porfirinas… ¿una bala de plata contra el cáncer?

Un científico canadiense ha aislado un proceso bioquímico que puede llevar a las leyendas medievales de los hombres lobo y los vampiros a ser la clave del desarrollo de un tratamiento, seguro y efectivo, para el cáncer de piel. David Dolphin, un químico de la Universidad British Columbia ha logrado un químico similar a una porfirina que ayuda a la destrucción de tumores bajo la piel.
Las porfirinas se encuentran prácticamente en todos los organismos vivos y cumplen una amplia variedad de funciones biológicas. De acuerdo con Dolphin “la sustancia que hace tu sangre roja, hemo, es una porfirina. La sustancia que hace a los árboles verdes es una molécula de magnesio del tipo de las porfirinas”.
Desafortunadamente para las víctimas de una clase de enfermedades hereditarias conocidas como porfirias, estas características pueden tener resultados devastadores.
En las porfirias, las porfirinas se acumulan en la piel, y la exposición a la luz del sol puede llevar a serias lesiones, pérdida de los dedos y pies y síntomas de hirsutismo. Dolphin cree que estas características concuerdan con las tempranas descripciones de los hombres lobo. También especula que, dado que las inyeccions de hemo resultan un exitoso tratamiento para las porfirias, los vampiros del Medioevo deben haber tratado de aliviar sus síntomas bebiendo sangre.
Cuando las porfirinas son expuestas a la luz de cierta longitud de onda actúan como un catalizador para la producción de una forma de oxígeno que destruye las células alrededor de ellas, conocida como oxígeno singlete (1S o 1D). Si la porfirina puede ser localizada alrededor de las células cancerosas también serviría para destruirlas.
A lo largo de los últimos cinco años, los científicos han desarrollado un tratamiento experimental conocido como “terapia fotodinámica“. En el tratamiento, los doctores inyectan una droga basada en porfirina, conocida generalmente como “porfirina hematoderivativa” (HpD, siglas en inglés para “haemato-pophyrin derivative”), que se localiza en el tegido canceroso. El HpD es activado mediante el brillo de la luz en el paciente, lo cual selectivamente destruye el tumor.
Hay, sin embargo, un efecto negativo: el HpD puede acumularse en la piel de los pacientes y hacerla dolorosamente sensible a la luz, a lo largo del tratamiento. Dicha luz puede activar el HpD sólo a dos o tres milímetros debajo de la superficie de la piel.
Filamentos de fibra óptica deben ser quirurgicamente implantados para enviar luz a tumores ubicados más profundamente.
Dolphin y su colega Julia Levy, microbióloga y vicepresidente de Quadra Logic Technologies, en Vancouver, comenzaron buscando, dos años atrás, un nuevo componente que absorba la luz en longitudes de onda de tipo infrarrojas. Con estas ondas la luz puede penetrar aún más dentro de la piel. Dolphin ha encontrado un componente que luce (según él mismo expresa) “muy prometedor”.
Dolphin ha llamado afectuosamente a esta sustancia “el material verde ** porque absorbe luces rojas e infrarrojas. El compuesto permite que longitudes de onda más largas (alrededor de los 700 nanómetros) penetren mucho más profundo que la luz visible.

Sylvia Dayton

———————————–

* DAYTON, Sylvia: <<“Werewolf illness” holds clue to cancer treatment>>. New Scientist.  Núm. 1598 (4 de febrero de 1988), p. 37.

** El material verde al cual alude este informe que data del año 1988, hoy es conocido como Verteporfin (bajo el nombre comercial de Visudyne) de la compañía farmacéutica Novartis AG (empresa que investiga medicamentación para enfermedades como leucemia, epilepsia, cáncer, enfermedades de Parkinson o Alzheimer, entre otras). Actúa como fotosensibilizador en las terapias fotodinámicas que sirven para el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad.

Una respuesta a “Licantropía y vampirismo vs. cáncer

  1. Pingback: Vampiros y Porfiria en LA VANGUARDIA | MIACGC·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s