Une vipère, un vampire, une vitre – Marcel Broodthaers

Une vipere, un vampire, une vitre de Marcel Broodthaers

El polifacético artista belga, Marcel Broodthaers, realizó en 1974 esta composición surrealista. La casa de subastas Christie’s la ofertó el 27 de junio de 2003, estimando un monto de £15,000 hasta £20,000 ($24,870 hasta $33,160 dólares estadounidenses) y vendiéndolo al mejor postor por £28,680 ($47,551 dólares estadounidenses).
La instalación denominada Une vipère, un vampire, une vitre (Una víbora, un vampiro y un cristal) consta de los siguientes elementos:
– (1) un acrílico sobre lienzo enmarcado (83 cm x 50.8 cm.),
– etiquetas también en material acrílico,
– (1) una maleta (18.5 cm x 55.3 cm x 36.2cm).
Christie’s advierte en la página del producto que al precio final de compra se le sumará una tasa del 5% de IVA, ya que el lote procede de la Galerie des Beaux-Arts, en Bruselas (Bélgica).
Al analizar el montaje reunido por Broodthaers, debe tenerse en cuenta quizás la enorme influencia que sufriera del pop art norteamericano. Tal es ese influjo que, una de sus primeras exposiciones se llamó Moi aussi je me suis demandé si je ne pouvais pas vendre quelque chose et réussir dans la vie (También yo me he preguntado si no podría vender alguna cosa y triunfar en la vida).
Muchas veces adherido por sus críticos contemporáneos al arte conceptual, el creador de Une vipère, un vampire… , rechaza esa etiqueta cuando, llegados los finales de los años ’70,  expresa que los conceptos como heroicos representantes del arte, han sido un planteamiento cuasi prematuro. Ya el lenguaje, ya el arte representativo fueron perdiendo su calidad de objeto primario para acercarse de un modo mucho más eficaz al de código mítico secundario. A pesar de lo cual, no puede escapar al magnetismo del concepto…
En el caso que nos concierne, la instalación presenta un soporte donde se ha ubicado una pequeña maleta cerrada con la palabra vipère en verde, que se enfrenta a un cartel sobre la pared con una letra V mayúscula, también en verde y debajo la inscripción “une vipère, un vampire, une vitre” subrayada en rojo, con una v minúscula del mismo color. Es evidente que el mensaje semiótico hace su aparición sin rebuscar demasiado en la obra.
Encontré que el novelista y crítico, coetáneo de Marcel Broodthaers, Michel Butor, utiliza, tal vez, la misma construcción sintáctica en uno de sus poemas, titulado Ballade du tremblement de ciel (Balada del temblor del cielo):

[…]
Au-dessus des déserts au-dessus des glaciers
Ni tigre ni chien ni vìpere ni vampire ni sagittaire ni verseau
[…]
(Por encima de desiertos por encima de glaciares
ni tigre, ni perro, ni víbora ni vampiro, ni Sagitario o Acuario…)

Uno de los métodos adoptados por Butor es el amplio (como riguroso) uso de la intertextualidad. En su obra pueden encontrarse rasgos de la teoría lírica de Baudelaire, Rimbaud y Mallarmé. Y bajo el mismo recurso, el cielo que se sacude en Butor no es más que una alegoría de los azules de Jacques Monory. Pienso que Marcel Broodthaers debe haber conocido la Ballade du tremblement de ciel.
Como es de esperarse en un artista genuino, el hacedor de Une vipère, un vampire, une vitre, además yuxtapone sus influjos. ¿Qué otra cosa es el pop art, sino un hijo dilecto del capitalismo? Unamos esta idea a la de arte conceptual. Tenemos como resultado dos corrientes artísticas vanguardistas que se aunan. Ésa es la víbora que apresa la maleta. A la que se la destaca (y asemeja), junto al cristal, por la sangre que la marca.
Al contrario de otros movimientos artísticos, el pop art no ejerce una suerte crítica sobre las situaciones. “Mi obra nunca fue una protesta contra lo que estaba sucediendo”, fue uno de sus lemas. Algo que evidentemente Broodthaers utiliza en su conceptualismo. Intertextualidad nuevamente. La expresión de la mass-media es neutral, se limita sólo a apuntar el valor simbólico de un sistema establecido. Una de las razones para que a Marcel Broodthaers se le ocurriese esta obra, según mi personal entendimiento.

Más información sobre la subasta de Une vipère, un vampire, une vitre en Christie’s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s