La condesa de Châteauneuf-les-Bains

Reconstrucción del castillo de dos fuertes, aparecida en uno de los libros que mencionan la leyenda.

Reconstrucción del castillo de dos fuertes, aparecida en uno de los libros que mencionan la leyenda.

Con frecuencia enlazada a otra noble europea, Erzsébet Báthory, por el matiz encarnizado de ambos relatos transmitidos desde la Edad Media a través del anecdotario oral de los campesinos, la condesa del “Château des Deux-Forts” también fue condenada por ser considerada una mujer vampiro.
Dos libros incluyen la historia de esta sanguinaria aristócrata francesa: Guide de l’Auvergne Mystérieuse (1989), de Annette Lauras-Pourrat, y La France Ensorcelée, de René Crozet. En ellos, los autores describen cuáles fueron las circunstancias que determinaron que ella acabara dándose baños con sangre humana. La conjetura decisiva partía del tratamiento recomendado por su médico de cabecera, la vez que constató que la dama padecía lepra (recuérdese un caso similar para comprobar lo común de la práctica en épocas pasadas: frailes cronistas del siglo XVIII registran que se le sugirió a Constantino que tomara inmersiones con la sangre de niños pequeños para curar su infección. Una vez que el emperador lo hizo y con la “recepción del bautismo [conversión al catolicismo] por mano del Santo Papa, quedó milagrosamente libre de la lepra” [1]).
Luego de las indicaciones médicas mencionadas, comenzó la feroz expedición que proveyó una tina desbordante de vida para la señora. Horrorizados los aldeanos y temerosos de que sus hijos fuesen apresados para tales intenciones macabras, dieron cuenta a las autoridades eclesiásticas. Y con la potestad brindada por la clase que ambos compartían, Guillaume VIII (1100 – 1182), conde de Auvergne, fue el encargado de informar al rey sobre la masacre que se estaba llevando a cabo en La Montgie.
Rápidamente, se les ordenó a los cabecillas clericales que buscaran pruebas de la matanza de inocentes y a los sospechosos les hicieran comparecer ante tribunal. Como conclusión, el doctor y los funcionarios implicados fueron muertos en la horca y la condesa obligada a expiar sus atrocidades mediante el descuartizamiento, método de ejecución utilizado hasta el hartazgo durante la regencia del Santo Oficio en Francia.
Afirman Lauras-Pourrat y Crozet que incluso por estos días un viajero intrigado puede visitar la tumba que fue señalizada “la Croix de Male Mort [Malemort se escribe la voz correcta]”, táctica provechosa si se pretende vilipendiar la dignidad de una persona por toda la eternidad…
Hasta la anterior línea, el recurso compendiado desde la oralidad.
Interesada por las extrañas semejanzas habidas entre lapso temporal, rango de aristocracia y, sobre todo, por el juicio y posterior pena tanto de la condesa húngara como de la nacida en Francia, decidí contraponer fuentes y afinar quizás un poco más las causas que las conectan.
Creo que difícilmente pueda considerarse a ambas como representes de episodios vampíricos. Sin embargo, es evidente que la anónima francesa y la sucesora de una de las castas reales más notables de Hungría, fueron víctimas de la destemplanza religiosa medieval. Y esta inferencia me arriba por las particularidades que siguen a continuación.
En primer lugar, no existen datos específicos al respecto de la existencia de la noble (por lo menos no hasta la redacción de este informe), aunque sí del conde designado como delator. Guillaume VIII murió a los 82 años después de haber sido rector de la región de Aquitania. Probablemente, haya participado de la orden de caballería de los Templarios y estuviese al frente de las tropas que batallaron en la Segunda Cruzada (1147-1149). Cierto también es que Aquitania había sido uno de los principales enclaves para miembros de la cofradía en Francia, lo cual hace sospechar violentas persecuciones cuando ocurrieron las acusaciones de herejía, tal vez corroboradas por el hecho histórico que demuestra cómo el rey Philippe IV ordenó ocupar los bienes que pertenecían a la nobleza situada en el ducado aquitano [2].

Esta fotografía muestra el cruce de caminos en donde fue sepultada la condesa, en Menant, Puy-de-Dôme.  © de la imagen vampirisme.com.

Esta fotografía muestra el cruce de caminos en donde fue sepultada la condesa, en Menant, Puy-de-Dôme.
© de la imagen vampirisme.com.

Sumado a lo antes escrito, cuando se trata de hallar con exactitud la localización del castillo o algún apunte procedente del siglo XIII que contenga declaraciones de su construcción, ataques o enfrentamientos de guerra acaecidos entre sus muros, el linaje que lo habitó, o cualquier información que le exponga, sólo acuden en auxilio investigativo escasas referencias.
Al parecer, fue edificado en la zona de La Montgie, Menant, dentro de la comuna francesa de Châteauneuf-les-Bains, en el departamento de Puy-de-Dôme, región de Auvergne; no obstante la denominación “Château des Deux-Forts” de ningún modo lo individualiza, puesto que la construcción de recintos fortificados era usual durante el Medioevo. Las torres (la ilustración que acompaña este post confirma dos: una torreta circular y otra que incluye ladronera) eran utilizadas como puestos de observación frente a posibles asaltos, y en ellas se ubicaban los parapetos que permitían disparar al enemigo. Entonces, un castillo con dos fuertes, puede aludir a cualquier fortificación que hubiera sido levantada en la extensa región del pueblo de Menant.
Únicamente, se han mantenido en pie restos de las murallas del convento cercano a la supuesta residencia de la condesa, lugar que el comercio turístico convirtió en peana para dicha leyenda sangrienta (un conocido circuito de visitas ofrece el itinerario “Les Cuviers de la comtesse sanglante”, a través del cual los excursionistas recorren 7 ó 10 km en trayectos pedestres o automovilísticos, mientras se les reparte documentación histórica).
Como postrero aporte, queda plantear la referencia a la “Croix de Malemort” y me detengo en mi sobre escritura con ortografía exacta. Voy a valerme de la ideación simbólica para intentar trazar una aproximación lo más fiel al sentido manifiesto representado. Avizoro patente su correspondencia con la Cruz de Malta, símbolo sacro empleado desde tiempos inmemoriales por la humanidad. Presente en el arte merovingio y en objetos de marfil bizantinos, también podía vérsele labrada sobre los frontones de las iglesias en Auvergne, en el blasón de los Caballeros Templarios y en el emblema de los Caballeros Hospitalarios (más tarde, Orden de Malta) [3].
La forma sugiere la dirección centrípeta de las fuerzas naturales, energías activas asignadas a los binomios tiempo-espacio, cielo-tierra, vida-muerte. De esta manera, la hipotética existencia de una condesa cuyo vigor comienza a declinar a causa de una enfermedad incurable, y, fundamentalmente, degradante para su rango, quien, para su alivio busca fuera de todo atisbo de cordura, baños con la sangre de criaturas, debajo de la “Croix de Malemort”, no es otro más que el enmascaramiento con el que suelen despistar algunos grupos dominantes, empíricos significados.
Pienso, asimismo, que sí es cierta en esta historia el cruce de caminos entre vitalidad y supresión…

© Gabriela C. Córdoba. Todos los derechos reservados.


Bibliografía consultada y sitios webs:

[1] Aclaración y cursivas son mías.
SEGURA, Jacinto. Norte critico con las reglas mas ciertas para la discrecion en la historia… Valencia, 1736.
[2] RODRÍGUEZ DE CAMPOMANES, Pedro. Dissertaciones históricas del orden y cavalleria de los Templarios. Madrid, 1747.
[3] CIRLOT, Juan Eduardo. Diccionario de símbolos. Siruela, 2006.
The “Vampire” of Chateau de Deux-Forts – France
http://genealogiequebec.info/
http://www.vampirisme.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s