Vampiros en la tradición y leyendas bashkires*

El grupo étnico de los bashkires se aloja en las montañas y ramificaciones urales meridionales. Provienen de la familia de naciones ural-álticas y, alrededor del inicio del Medioevo, comenzaron su expansión migratoria hacia el sur de Rusia, sobre las regiones norteñas del Danubio, para acabar asentándose en la región.
Cuando el informe que aparece en Revue des Traditions Populaires fue escrito (1908), el pueblo basaba su economía en actividades agrícolas por demás rudimentarias; no conocían aún el arado y la cría de ganado, debido a la apropiación de tierras que llevaban a cabo los rusos, no les redituaba ganancias.

Campesina bashkiria luciendo un vestido de ceremonias, en Estudio histórico y etnográfico. Academia de Ciencias de la URSS, 1955.

A pesar de eso, influyeron decididamente en agrupaciones colindantes, como eran los tártaros occidentales y Finlandia del norte. Creyentes de las tradiciones primitivas, mantenían leyendas extranjeras completamente ajenas al islamismo y custodiaban con marcado fervor sus rasgos nacionales: trajes, costumbres e idioma.
Las creencias recogidas para la revista de divulgación histórica y folclórica que mencionamos fueron recopiladas por vía oral y la folclorista que registró dichas declaraciones, madame S. Roudenko, mantuvo el expreso pedido de no modificar ninguno de los puntos, por tanto, aunque expresado mediante un lenguaje precario, son trasladadas sin mayores interpretaciones del francés original.

 XI
El alma separada del cuerpo y los vampiros

Sabes bien que todo hombre tiene un alma. Ciertamente, tan pronto como el hombre se duerme, su alma sale a vagar. Y cuando el mismo hombre descansa, sabe con exactitud cuáles son los actos que su alma realiza, puesto que él sueña. Por este motivo no hay que despertar a un hombre bruscamente porque, si su alma está muy lejos, morirá.
Solamente algunos hombres, en lugar de un alma, tienen a un vampiro. Y si uno de estos hombres come carne cruda, el vampiro comenzará a causarle daño.
Este vampiro continúa viviendo después de la muerte de su propietario (dueño) y siempre hace mal a sus familiares. Bebe la sangre de las personas. Algunas veces, puede vérsele pasear a gran distancia de su amo. ¿Quién tiene a un vampiro en lugar de alma? Por lo general, la mayoría de los hechiceros.
Creemos que los brujos no tienen alma porque se la vendieron al diablo. Pueden provocar enfermedades. Si estás descontento con alguien, sólo tienes que acercarte hasta la casa de un hechicero, rendirle (pagar) los honores que él requiere, y aquel brujo enviará sobre tu enemigo una dolencia, algunas veces tan peligrosa que el hombre morirá en tres o cuatro días. Y cuando uno de ellos fallece, su vampiro persiste perjudicando a los vivos.
En el día, el vampiro tiene el aspecto de un anciano y por la noche se transforma en murciélago.

Mm. S. Roudenko

——————————

* Revue des Traditions Populaires pour Février-Mars 1908.

Traducción por Gabriela Córdoba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s